Risografía: la belleza de la imperfección

En el mundo del marketing, el diseño y, más concretamente, las artes gráficas, estamos acostumbrados a ocuparnos y preocuparnos por los valores CMYK y la importancia de una homogénea representación impresa en cualquiera que sea el soporte o material empleado. Así, cuando llegamos a descubrir sistemas de impresión de por sí imperfectos, de bajo coste y con cierto toque 'handmade', como es el caso de la risografía, sinceramente, se nos cambia el gesto y para bien. La risografía está diseñada para salvar esa distancia que existe entre la impresión digital (tirada corta y de pequeño formato) y la impresión offset. Una técnica de impresión en frío, que reduce el consumo energético, y con tintas con base de soja, y que nos pone en las manos un sistema realmente comprometido con la sostenibilidad y el respeto hacia el medio ambiente. Mediante un mecanismo de rodillos, se imprime cada una de las tintas planas del diseño, previamente separados en documentos independientes en escala de grises. No se recomienda el uso de papeles estucados ni con un gramaje fuera del rango entre los 75 y los 220grs, siendo el A3 el tamaño máximo de papel soportado. Aunque el aspecto de las impresoras por risografía se asemeja a las fotocopiadoras, el resultado final de la impresión se aproxima al obtenido por serigrafía, con ese típico punteado. Es fácil obtener copias con pequeños desperfectos que le confieren un toque único a cada ejemplar de la tirada: pequeños borrones de tinta, marcas del rodillo, o colores no homogéneos cuando se quieren conseguir "manchas" muy grandes. Como decíamos al inicio, un toque 'handmade' perfecto para un fanzine o una tarjeta saluda. Quizá algún día en Comunique apostemos por ello. Imagen: https://www.flickr.com/photos/42364008@N03/11042354724/ by J.P. King .
  • Fecha: 24/03/2015
  • Categorías:
    • Artes gráficas

Compartir

Encuentra Comunique

¿Quieres mostrar tu proyecto a lo grande?

Estamos encantados de escuchar tus ideas.

Contacta con nosotros.

* Campos obligatorios.

Nuestros clientes